Yoga para los niños

Beneficios del yoga en los niños

Sabías que el yoga le puede aportar muchos beneficios a tu bebé y puedes ponerlo en práctica en familia. Hoy en día el yoga lo practican con mayor frecuencia las mamás por sus grandes beneficios mentales y físicos.

Puedes empezar a practicar yoga junto a tu bebé desde su segundo mes de vida, al comienzo ellos van a necesitar de tu ayuda para realizar los ejercicios, pero a partir del primer año ya podrán realizar algunos ejercicios por si solos.

Cuando los niños practican yoga adquieren conciencia de su propio cuerpo y aprenden a reconocer las partes de su cuerpo.

La palabra “YOGA” significa unión, es la unión primero de sí mismo, el niño conoce su forma de ser y luego la unión con los demás, así los niños aprenden a relacionarse con su entorno.

La edad que recomiendan los expertos para que los niños puedan iniciar yoga es a los 4 años, a esta edad ya ellos pueden manejar movimientos del cuerpo por si solos y comienzan a ser conscientes de su cuerpo y mente.

Yoga para niños entre 3 a 7 años

A esta edad el cerebro de los niños necesita juego y movimiento para el desarrollo, en las clases se trabajan cuentos o historias en las que los niños hagan parte de la naturaleza y así se vayan adaptando a las diferentes posturas del yoga.

Yoga para niños entre 8 a 12 años

A esta edad los niños ya tiene mayor capacidad de concentración, se trabajan ejercicios de respiración y relajación y a su vez la postura corporal del niño, se trabaja la concentración para que el niño pueda tener silencio interior.

Beneficios del yoga en los niños

  • Estimula la creatividad
  • Elimina el estrés
  • Fomenta el respeto y la amistad
  • Mejora la concentración
  • Mejora el auto estima
  • Canaliza la energía
  • Adquieren mayor flexibilidad física
  • Les ayuda a desarrollar destrezas motoras
  • Aprenden a respirar correctamente
  • Se logra mayor calidad en las horas de sueño
  • Enseña a expresar sus emociones y sentimientos
  • Reduce la agresividad y ayuda a integrarse con su entorno

Las clases de yoga infantil se trabajan de forma diferente a la de los adultos, las clases son más dinámicas y activas, las diferentes posturas se convierten en un juego para ellos.

El saludo al sol, la postura del guerrero, del árbol, la del gato, son ejercicios divertidos para los niños y son posturas que se pueden integrar en un cuento para que ellos se motiven en la clase.

Las clases tienen una duración de 45 minutos, máximo 1 hora, ya que los niños todavía no tienen el mismo nivel de concentración que un adulto.

Poner en práctica clases de yoga es un gran beneficio en cualquier etapa de la vida. Si puedes, lleva a tus hijos a clases de yoga o enséñales en casa, será muy fructuoso para ellos.