Ultrasonidos durante el embarazo

Ecografías durante el embarazo

Cuantas ecografías durante el embarazo podemos practicarnos. El embarazo trae consigo muchas inquietudes y como padres nos preocupamos por la salud y el buen desarrollo de nuestro bebé.

Regularmente si es un embarazo sin complicaciones los médicos recomiendan 3 ultrasonidos, uno por cada trimestre, este número puede variar si es un embarazo múltiple, o si la gestante tiene un embarazo de alto riesgo.

¿Qué es una ecografía?

“El ultrasonido o ecografía consiste en un método no invasivo, que utiliza ondas sonoras, para crear una imagen de la placenta, el útero y del bebé. Esto le permite al médico mirar la evolución y el desarrollo del bebé, para detectar a tiempo posibles complicaciones”.

Cada cuanto se practica el ecografías

La primera ecografía se practica entre las semanas 11 y 13 de gestación, esta se realiza con el fin de determinar la fecha o edad gestacional, encontrar embarazos múltiples, detectar problemas como un embarazo ectópico y/o posibilidades de un aborto espontáneo.

La segunda ecografía se efectúa entre las semanas 18 y 24 de gestación, en esta se evalúa la formación de la anatomía fetal, frecuencia cardíaca del bebé, a esta altura se pueden detectar mal formaciones fetales, el sexo del bebé, evolución del crecimiento y desarrollo, se controla el nivel del líquido amniótico, el funcionamiento de la placenta y el cordón umbilical.

La tercera ecografía se realiza entre las semanas 33 y 35 de gestación, esta es la última ecografía antes del nacimiento del bebé, en esta se examina el crecimiento del bebé, la frecuencia cardíaca del bebé, la ubicación de la placenta y el útero, la cantidad de líquido amniótico, la posición del bebé en el útero, si esta encajado en la pelvis y la ubicación del cordón umbilical.

La ecografía 4D no suplanta una ecografía normal, esta es un complemento, con esta ecografía se puede detectar problemas de la piel o deformidades como labio leporino o fisura palatina.

Es una ecografía muy emocional, ya que permite a los padres hacerse una idea de cómo es la carita del bebé, ya que las imágenes son nítidas. Esta ecografía es recomendada