Síntomas de la roséola

Síntomas de la roséola

La roséola es una enfermedad viral que comúnmente aparece en los niños antes de los 2 años. Los primeros síntomas aparecen después de un periodo de incubación de 5 a 15 días.

Síntomas de la roséola

Al inicio la roséola se manifiesta con fiebre que puede llegar a los 39°c y puede durar varios días, tu bebé se irrita con facilidad, disminuye su apetito, se le hinchan los parpados, produce dolor de garganta y se presenta inflamación de los ganglios.

Después de 3 días de fiebre empieza a disminuir y empieza a aparecer el brote rojizo o la erupción cutánea en todo el cuerpo, esta no les genera comezón y puede desaparecer a las 12 o 24 horas después de haber aparecido. Este brote no deja marcas o cicatrices en el cuerpo después de desaparecer.

La roséola si es contagiosa, en especial se trasmite a otros niños pequeños por la tos o un estornudo de un niño infectado.

No existe tratamiento para curar la roséola, lo mejor es tenerlo en casa hasta que el brote desaparezca y seguir las recomendaciones del pediatra para disminuir la fiebre y mantener una buena hidratación.