parto_nalgas

¿Sí el bebé esta de nalgas nacerá por cesárea?

Alrededor del octavo mes de gestación ya no hay mucho espacio en el útero y es cuando el bebé cambia su posición y queda cabeza abajo, esta posición se denomina “presentación cefálica o de vértice”. Sin embargo, cuando esto no sucede y las nalgas o los pies del bebé se posicionan en primer lugar se habla de “presentación de nalgas”.

Tipos de presentación en un parto de nalgas

  • Nalgas completas: el bebé esta con las nalgas apuntando hacia abajo con las piernas dobladas y los pies cerca a las nalgas.
  • Nalgas incompletas o podálicas: uno o ambos pies del bebé apuntan hacia abajo, el cual en el momento del parto saldrá primero antes que el resto del cuerpo.
  • Nalgas francas: el bebé tiene las piernas hacia arriba con los pies cerca a la cabeza.

parto_nalgas

 

Probabilidades de tener un bebé en posición de nalgas

  • Tener un parto prematuro, el bebé no ha tenido tiempo para dar la vuelta y ubicarse en presentación cefálica.
  • Tener el útero con miomas o demasiado líquido amniótico.
  • Embarazo múltiple.
  • Tener placenta previa (cuando la placenta está en la parte inferior de la pared uterina, bloqueando el cuello uterino).

Ejercicios para ayudar al bebé a ubicarse en la posición correcta

Cuando falten de cuatro a seis semanas para la fecha del parto puedes empezar a practicar algunos ejercicios sencillos, estos podrán ayudar al bebé que viene de nalgas a ubicarse de forma correcta.

  • Posición de lado: si el feto tiene suficiente líquido amniótico, tendera a separarse de la pelvis y podrá moverse girándose y ubicándose en la posición correcta.
  • Masajes en el vientre: masajea con las manos el vientre ejerciendo suaves movimientos circulares.
  • Posición acurrucada: ubícate en posición acurrucada durante 10 o 15 minutos.

¿Sí el bebé esta de nalgas nacerá por cesárea?

Son pocos los médicos que intentan un parto vaginal cuando el bebé esta de nalgas. Algunos médicos prefieren esperar hasta que la mamá comienza el trabajo de parto.

Cuando el medico decide que lo mejor es que el bebé nazca por cesárea, él la programa alrededor de la semana 37, después de esta semana ya el bebé tiene menos líquido amniótico y por su tamaño se hace más difícil que se gire por sí mismo para quedar en presentación cefálica para un parto vaginal.

El principal peligro que representa un parto vaginal cuando el bebé esta de nalgas es que la cabeza del bebé no se ha ajustado al tamaño de la pelvis, si la cabeza del bebé tarda demasiado en salir después de que su cuerpo este afuera, el bebé podría sufrir daños por falta de oxígeno o incluso la muerte. Asimismo el cordón umbilical puede comprimirse cuando el bebé se mueve hacia el canal de parto, esto puede reducir el suministro de oxígeno al bebé.

Por estas razones casi el 90% de los nacimientos de los bebés que se encuentran en “presentación de nalgas” se realizan por cesárea.