baby37

La displasia de cadera en niños

¿Qué es la displasia de cadera en niños?

La displasia de cadera en niños es una malformación en los miembros inferiores de los bebés, es más frecuente que se presente en las niñas que en los niños.

La displasia es un desarrollo anormal de la articulación que hay entre la cabeza del fémur y la cavidad de la cadera, esto provoca un desplazamiento hacia afuera de la cabeza del fémur, el hueso superior de la pierna.

Pueden existir casos de cadera luxada, que se presenta cuando el hueso se coloca fuera de su posición natural de forma permanente.

Maniobras de Ortolani y Barlow

La displasia de cadera se puede detectar desde el nacimiento del bebé por medio de un examen físico o maniobras de Ortolani y Barlow, este lo realiza el pediatra, estas maniobras consisten en una serie de movimientos que se le hacen al niño, estando boca arriba y lo más relajado posible, se flexionan y abren con delicadeza las piernas del bebé para comprobar si la articulación es correcta. Se hace primero en una cadera y luego en la otra. La maniobra de Ortolani permite comprobar si hay luxación realizando rotaciones de la articulación, mientras que la maniobra de Barlow permite comprobar si hay posibilidad de que se pueda producir una luxación.

El diagnóstico de la displasia de cadera

A los 3 meses de edad ya se le puede tomar una radiografía, ecografía o resonancia magnética para establecer la existencia de la anomalía. Si el diagnóstico es displasia de cadera, se le puede ofrecer un tratamiento donde la cadera este flexionada y en abducción, es decir, que el bebé permanezca abierto de piernas, se puede por medio de una férula u otros tratamientos efectivos según lo determine el especialista o el pediatra.

Si los tratamientos ortopédicos no corrigen la luxación, se puede recurrir a la cirugía como última solución.