los bebés no deben utilizar almohada para dormir

¿Por qué los bebés no deben dormir con almohada?

Aquí te contamos y te explicamos por qué los bebés no deben dormir con almohada y a partir de qué edad es recomendado que duerman con esta. Los pediatras también hacen la misma recomendación.

La cabeza del bebé es más grande que el resto del cuerpo por lo que el bebé no necesitara de una almohada a la hora de dormir.

3 razones por las que el bebé no debe dormir con almohada

1. Impide la alineación natural de la espalda: el bebé debe tener apoyada su cabeza sobre una superficie firme que este al mismo nivel del resto del cuerpo, para evitar que se esfuerce la curvatura normal del cuello.

2. Riesgo de muerte súbita: si el bebé se gira mientras duerme y queda boca abajo se puede asfixiar con la almohada al no poder recibir oxígeno.

3. Perjudicial para el descanso del bebé: si el pediatra recomienda que el bebé necesita dormir incorporado por problemas respiratorios o por alguna enfermedad por reflujo gastroesofágico es mejor poner una toalla o elevar un poco el colchón de la cuna del bebé para evitar el uso de la almohada.

Desde qué edad los niños pueden dormir con almohada

Desde los dos o tres años de edad los niños ya pueden comenzar a utilizar una almohada pequeña, de baja altura y firme, a esta edad los hombros ya son mucho más anchos que su cabeza y cuando duermen de lado, la cabeza les queda mal acomodada, no obstante, a esta edad algunos niños al dormir se mueven mucho y la almohada podría terminar sobre su cara, en estos casos es mejor que continúen durmiendo sin almohada.

Se recomienda almohadas en tejidos suaves como el algodón, estas facilitan la respiración y la oxigenación.