metodo_reggio_emilia

Método Reggio Emilia

El método Reggio Emilia es uno de los procesos más interesantes y liberales que ha tomado auge en los últimos años. Actualmente es reconocida como una pedagogía de calidad.

La filosofía Reggio Emilia se creó en el norte de Italia en el año 1945 a finales de la segunda guerra mundial por el famoso pedagogo “Loris Malaguzi”, el cual dice: “que los educandos aprenden por medio de la observación para después desarrollar sus propios proyectos de creación.” Dedicó toda su vida a potenciar una educación de calidad educativa en la que se escucharan y se respetaran los niños. Uno de sus aportes, es la teoría conocida de los 100 lenguajes del niño; los niños poseen 100 formas de pensar, aprender, crear, expresarse, cada lenguaje es valorado por igual.

El método Reggio Emilia orienta, guía, cultiva el potencial emocional, intelectual, moral y social del niño, es un método de enseñanza vivencial. El papel del docente es guiar al alumno de manera productiva, el alumno se compromete a desarrollar proyectos a largo plazo en ambientes saludables y relajados.

El maestro se dedica mucho tiempo a observar a los niños para ir documentando sus intereses y teniendo en cuenta esto, propone proyectos, los cuales no se inician si no existe una necesidad real por parte de los niños.

Las actividades se realizan en grupos pequeños para que se puedan mover fácilmente por los distintos espacios, los maestros proponen los materiales que se utilizaran en las diferentes actividades con base en los proyectos ya realizados; así podrán guiar a los niños dejando que exploren los materiales dentro o fuera del aula.

Principios básicos del método Reggio Emilia

  • El niño es el protagonista de sus aprendizajes, sus aportes son valorados y escuchados.
  • El maestro acompaña a los niños en la exploración de temas, proyectos e investigaciones.
  • La familia es parte del proyecto educativo y se consideran como compañeros en el aprendizaje.
  • La naturaleza es uno de los principales recursos que se utiliza en las actividades, el patio o zona de juegos tienen espacios al aire libre, con abundantes plantas para que los niños puedan explorar.
  • Los espacios son lugares que se prestan para la exploración libre, su diseño permite que los niños se muevan con independencia dentro y fuera de las aulas.
  • El atelier es el espacio donde los niños realizan todas las actividades relacionadas con el arte en grupos pequeños.