ninos comiendo

Mi hija no quiere comer

Mi historia

Ya llevaba más de una semana intentando que Maria bb comiera como lo hacía antes, pero no lo conseguí. Cuando iniciamos la alimentación complementaria, lo hicimos de forma variada y de acuerdo a las indicaciones del pediatra y ella ya quería comer sola, yo la dejaba, terminaba con comida hasta en el pelo, pero fue aprendiendo a hacerlo sola.

Mi Maria bb ya tiene 22 meses y últimamente no ha sido fácil, ahora dice NO a la hora de comer y se lleva las manos a la boca para no recibir la comida, ha sido un tema complicado, me estresa y me indispone su actitud.

El fin de semana fue un caos, su menú son alimentos que sabemos que le gustan, coloridos y variados y la dejamos en la silla de su comedor a ver si comía sola y aunque no nos estaba viendo tampoco lo hizo, nos rendimos y la bajamos de la silla.

Mi esposo empezó a investigar y a leer sobre métodos que nos pudieran ayudar y encontró una metodología que nos llamó la atención, la estamos implementando y empezamos a ver resultados de inmediato, se trata del método del Dr. Estivill y también lo podemos poner en práctica desde que iniciamos la alimentación complementaria con nuestro bebé.

Método del Dr. Estivill

Sienta a tu bebé en su comedor, sírvele su plato de comida y cuéntale que alimentos le preparaste, no es necesario ponerle grandes cantidades, recuerda que la panza de ellos aún es muy pequeña.

Comienza a darle la comida, en este momento pueden pasar dos cosas; el niño se come todo sin problema o genera un rechazo de inmediato por los alimentos.

En el segundo caso sigue intentando de manera normal que coma y evita alterarte o regañarlo, de esta manera no conseguirás que te reciba la comida, insístele por 3 minutos, si pasado este tiempo definitivamente no quiere comer, bájalo del comedor, levanta el plato y actúa como si hubiera comido, pero pasado 3 minutos vuelve a invitarlo a comer, pasado este tiempo el niño ya ha olvidado que no quería comer y vuelve a iniciar el proceso de ofrecerle la comida, esta vez insístele por 4 minutos, no importa cuanto haya comido, pero en caso de que siga rechazando los alimentos, intenta por tercera vez por 5 minutos, si pasado este tiempo tu bebé no quiso comer, no te estreses, no insistas más, levanta su plato y espera a que llegue la hora de la próxima merienda.