Mamá y papá al mismo tiempo

Ser mamá y papá al mismo tiempo me hizo más fuerte

La vida y yo decidimos ser mamá y papá al mismo tiempo, no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible, las circunstancias me hicieron más fuerte y me llenaron de amor. Mi embarazo fue una hermosa experiencia, no sufrí los malestares que soportan la mayoría de mujeres, tuve mi estado a mi favor y disfruté cada cambio físico y emocional con la mejor actitud con el fin de llevar a cabo el nacimiento de mi hija y escribir en mi historia ese instante como uno de los momentos más dulces y amorosos de mi vida.

Unidad de recién nacidos

Sí, mi hija se quedó hospitalizada en la unidad de recién nacidos y yo tuve que sacar fuerzas de no sé dónde para irme a casa sin panza y sin hija, casi muero de tristeza, no pude dormir, solo esperé que amaneciera para irme corriendo a la clínica a visitar a mi bebé de 10 a.m. a 12 m. y luego de 2 p.m. a 4 p.m., primero ingresamos las mamitas para alimentar y calmar a nuestros bebés, luego ingresaban los papitos, pero yo me quedaba, de nuevo era mi turno.

Mi novio

Cuando mi hija cumplió 29 meses llegó a mi vida un viejo amor, hoy en día mi esposo, mi amigo, mi amante y confidente. Cuando mi hija lo empezó a ver con frecuencia, lo quiso asociar como figura paterna, pero en poco tiempo y sin ningún problema entendió que no era así, que él era el novio de su mamita.

Ahora somos tres

Mi novio se convirtió en mi esposo, ahora somos tres le dije a mi hija y empezamos a compartir más momentos y más experiencias juntos.

El día del padre

Para este día mi hija tiene un detalle para mí, para mi esposo y su abuelo, en la primera tarjeta que hizo para mí me escribió que ella amaba y valoraba el hecho de saber que yo era su mamá y su papá al mismo tiempo.

Mamá ¿Dónde está mi papá?

Este día tenía que llegar y no fue fácil, tenía que encontrar las palabras correctas para explicarle por qué yo era su mamá y su papá al mismo tiempo, le hablé y le conté la verdad que podía entender a sus 7 años, durante varios días me hizo varias preguntas y sin temor siempre le respondí. Sé que más adelante tendrá más interrogantes, pero siempre estaré ahí para responderle con amor y con la verdad.

Un padre sustituto

Mi hija, mi esposo y yo tenemos claro que no queremos un padre sustituto, cada uno tiene clara su posición y la respeta. Yo nunca pensé en buscarle un papá a mi hija, mi esposo nunca ha querido ocupar el lugar de padre, solo quiere ser un apoyo y mi hija sabe que en su vida solo he estado yo para ella.