mamás

Historia de una madre soltera

Historia de una madre soltera, muchas madres nos enfrentamos a diario a ser mamá y papá al mismo tiempo

Ese día no fue fácil, escogí el día del padre para contarle al papá de mi bebé que íbamos a ser padres. Fuimos a comer y luego salimos a caminar agarrados de la mano por las calles de una tarde muy fría, hablamos de todo un poco, pero mi cabeza estaba intentado poner en orden las palabras que iba a utilizar para darle la noticia. Tal vez pasó una hora y al fin me armé de valor… “Estoy embarazada” le dije… en ese momento confirmé mis peores temores. Me soltó de la mano, se alejó, enfurecido me gritó que había acabado con su vida… me quedé sin palabras y me limité a escuchar todas las cosas que me decía -yo tenía otros planes contigo, por qué lo hiciste, yo no quiero otro hijo, me practiqué la vasectomía- lo de su cirugía nunca me lo contó, lo había hecho dos semanas antes y yo ya estaba cerca a las 12 semanas de gestación. Llegamos a una avenida principal, yo no podía parar de llorar, estaba triste, desconsolada, pues dos meses atrás había tenido un retraso y la situación había sido muy diferente, empecé a entender todo.

Paró un taxi y se fue, al día siguiente llamó e intentó pedir perdón, a las dos semanas me buscó de nuevo para pedirme que interrumpiera mi embarazo y para ese día, la mujer que había destrozado días atrás ya no estaba, frente a él estaba yo y ahora era mi turno… -no te preocupes, yo no voy a acabar con tu vida, ni la mía y así tenga que dormir debajo de un puente nunca te voy a buscar… adelante con tu vida- Tomé un taxi y nos fuimos de su vida para siempre. Mamá soltera feliz, afortunada, comprometida, con amor para toda la vida.