La Onicofagia

¿Qué es la Onicofagia?

¿Qué es la onicofagia?

La Onicofagia es un mal hábito que suelen tener la mayoría de niños y adolescentes cuando se comen las uñas o los pellejos de los dedos, no se considera como una enfermedad o un trastorno psicológico, no obstante, si es necesario hablar con ellos, La onicofagia se hace presente en los cuadros de ansiedad y suele estar vinculada al nerviosismo, al estrés, preocupación,  cansancio, etc.

Cuando este hábito se hace crónico (es decir, se desarrolla de modo permanente), pueden evaluarse alternativas de hambre, aburrimiento o inactividad, pero también hay que contemplar la posibilidad de que sea un síntoma de un desorden de tipo mental o emocional.

¿Qué debes hacer?

  • Entabla una conversación con tu hijo e intenta descubrir el motivo que le está generando ansiedad.
  • Cuando lo veas con los dedos en la boca, no lo regañes, ponle límites.
  • Mantenle la uñas cortas y parejas, para así evitarle el impulso de cortarlas con los dientes.
  • Recuérdale que las manos están expuestas todo el tiempo a adquirir gérmenes.
  • Pídele que mantenga sus manos siempre limpias.
  • No le apliques soluciones amargas, esto también será visto como un castigo.
  • Ofrécele tu ayuda, háblale de las consecuencias que le traerá comerse las uñas (deformación de los dedos y los dientes, laceraciones en los dedos) y entre los dos establezcan técnicas o claves que lo ayuden a romper el hábito.
  • En las niñas, aplícale esmalte transparente para que note que las uñas se ven lindas cuando se cuidan.
  • Dedícale el tiempo necesario, llénate de paciencia y acompáñalo a vencer este mal hábito.
  • Consulta con el pediatra si ninguna técnica te funciona o si tu hijo se come las uñas hasta el punto de que los dedos sangren.
  • La onicofagia se trata con terapia de conducta para promover un cambio de hábitos.