Dseyanio infantil

La importancia del desayuno en los niños

El desayuno es la comida más importante que ingieren los niños después de toda una noche en ayunas, lo que le ayudará al niño a conseguir la energía suficiente para realizar sus labores diarias. Un buen desayuno influye positivamente en el rendimiento físico e intelectual e interviene hasta en el estado de ánimo del niño.

Según expertos, el desayuno debería cubrir entre el 30% y 35% de las necesidades nutritivas del niño y su aporte calórico debe ser inferior al 25% total de la dieta. Es un hábito saludable que se debe adquirir desde pequeño, si no se desayuna se produce un desequilibrio nutricional, si este déficit de nutrientes se reemplaza a media mañana por alimentos poco sanos o con mucha azúcar, se está propiciando la obesidad infantil.

¿Qué sucede si no desayunamos?

  • Se produce cansancio
  • Se empieza a presentar dificultad para concentrarse
  • Se pueden desarrollar problemas de memoria
  • Se pueden presentar cuadros de hipoglicemia secundaria

¿Qué beneficios se consiguen al desayunar?

  • Mejora el desarrollo físico y mental.
  • Mejora el estado de ánimo y la memoria.
  • Ayuda a disminuir riesgos de tener enfermedades del corazón, hipertensión, colesterol, triglicéridos elevados y diabetes.
  • Ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en el día.
  • Ayuda a mantener un peso saludable.

¿Cuáles son los ingredientes para un desayuno saludable?

Según los especialistas, los lácteos, frutas, carbohidratos y grasas son los cuatro grupos alimenticios primordiales para un desayuno balanceado, con tres de los ingredientes mencionados es suficiente para que el niño pueda tener un buen desempeño en sus labores escolares.

  • Leche o yogurt
  • Galletas o pan
  • Frutas (en porción o jugo)
  • Huevos, jamón, queso, etc.

Recomendaciones para incentivar el desayuno

  • Prepara platos divertidos y coloridos que sean llamativos para el niño.
  • Explícale la importancia del desayuno.
  • A la hora de la cena, ofrécele alimentos livianos, así en la mañana querrá desayunar.
  • Evita el exceso de grasas o dulces a la hora de prepararle el desayuno.
  • Siempre que puedas, desayuna con tus hijos, trata de compartir este momento del día en familia.