hipertension_embarazo

Hipertensión durante el embarazo

Algunas mujeres sufren de hipertensión antes de quedar embarazadas, 8 de cada 100 mujeres padecen de hipertensión durante el embarazo.

La hipertensión durante el embarazo puede causar problemas a la madre y al bebé, si se detecta hipertensión después de la semana 20 pero no tiene proteína en la orina puede ser una hipertensión gestacional, pero si tiene proteína en la orina se puede considerar como una preeclampsia. Si se padecía de hipertensión antes del embarazo o se detecta antes de la semana 20 de gestación se denomina hipertensión crónica.

La hipertensión no genera síntomas, por esta razón es importante asistir a los controles médicos para detectar si se sufre de hipertensión, esto le ayudara a iniciar un tratamiento a tiempo y a llevar un embarazo sano y bajo control. Asimismo el médico también puede ordenar una ecografía Doppler para comprobar el fluido de sangre del bebé.

A la madre gestante le ordenaran exámenes de sangre y tendrá que recoger la orina por 24 horas para poder determinar si la orina tiene proteína, esto ayudara a determinar un diagnóstico de preeclampsia.

Si el médico detecta hipertensión gestacional ordenara una ecografía para revisar que el bebé está creciendo normal y para confirmar si posee la suficiente cantidad de líquido amniótico.

¿Cómo saber si padeces de hipertensión durante el embarazo?

¿Qué complicaciones puede causar la hipertensión durante el embarazo?

  • Preeclampsia.
  • Nacimiento prematuro (antes de la semana 37 de gestación).
  • Bajo peso del bebé al nacer, la hipertensión puede constreñir los vasos sanguíneos del útero, impidiendo que el bebé reciba los nutrientes necesarios, esto hace que crezca lentamente.
  • Desprendimiento de la placenta, esta se desprende del útero antes del nacimiento, lo que genera que el bebé no reciba los nutrientes ni el oxígeno suficiente.
  • Si sufres de hipertensión durante el periodo de gestación, es muy probable que te programen una cesárea para que tu bebé pueda nacer sin ninguna complicación.