fases_del_parto

Fases en que se divide el parto

Alrededor de la semana 40 el embarazo llega a su final, a continuación te explicamos las fases en que se divide el parto.

Muchas mamas primerizas se llenan de temor en el momento del parto y es normal, sin embargo es importante recordar que cada parto es único y cada mujer lo vive de manera diferente. Conocer las fases del parto y qué ocurre en cada una, te ayudara a estar más tranquila y segura cuando llegue el momento.

Primera fase del parto: la dilatación

En esta fase del parto se inicia con una dilatación de 0 a 10 centímetros, la fase de dilatación se divide en dos:

  • Dilatación pasiva: para conseguir una dilatación de 0 a 3 centímetros, pueden pasar unos días o tan solo 8 horas, la dilatación pasiva en algunos casos inicia con la expulsión del tapón mucoso. Las contracciones se comienzan a sentir muy leves cada 10 o 12 minutos y van aumentando a medida que pasa el tiempo.
  • Dilatación activa: las contracciones son más seguidas, pueden ser cada 2 o 3 minutos. En la fase de dilatación activa se puede dilatar 1 centímetro por hora aproximadamente, inicia con una dilatación de 3 centímetros y termina en 10 centímetros.

Cada contracción genera presión en el bebé para ayudarlo a bajar por el canal de parto, mientras el cuello uterino se ensancha para permitir la salida del bebé. En este momento se deben practicar los ejercicios de respiración, caminar un poco para ayudar en la dilatación, elegir una postura cómoda. Tomar una ducha ayuda a relajarse y a continuar con la labor de parto, pide compañía para que te sientas más tranquila y segura.

Cuando ya tengas contracciones regulares cada 5 minutos durante 1 hora con una duración de 60 segundos es hora de ir al hospital y avisar al médico.

Segunda fase del parto: el expulsivo

Una vez el cuello uterino llegue a la dilatación de 10 centímetros y la cabeza del bebé ya esté ubicada al final de canal de parto comienza la fase del parto expulsivo para el nacimiento del bebé.

En esta fase las contracciones son más dolorosas pueden ser cada 3 minutos con una duración de un minuto y medio aproximadamente. Es importante recordar la forma adecuada de pujar, se debe contraer la respiración ejerciendo presión con el abdomen y el diafragma y luego respirar profundamente para oxigenar al bebé.

Esta fase puede durar de 15 minutos a una hora y media, esto depende de la salud física de la madre, su pelvis, la ubicación del bebé, etc. La fase del parto expulsivo suele tardar menos cuando la madre ya ha tenido más hijos y el médico evaluara si es necesario realizar la episiotomía en el momento del nacimiento del bebé.

Tercera fase del parto: el alumbramiento

Poco después del nacimiento del bebé la madre siente unas contracciones menos dolorosas, que terminan con la expulsión de la placenta y se denomina el alumbramiento. En esta fase no se necesita ayuda extra, el cuerpo se encuentra en reposo total y va expulsando lo que sobra. Finalmente, después de expulsar la placenta se suturan los puntos si hubo desgarre o episiotomía.