Estimulación vigesimoprimero mes del bebé

Estimulación para bebés de 21 meses

Estimulación para bebés de 21 mes. Mes a mes nuestro bebé, además de crecer, empieza a desarrollar habilidades físicas y psicomotrices, por esta razón es importante realizar ejercicios de estimulación para bebés de 21 mes.

Avance del bebé

  • Puede subir y bajar escalones de uno en uno sin necesidad de alternar los pies.
  • Puede saltar de alturas bajas, algunas veces se podrá caer.
  • Ya puede pasar el cordón de los zapatos por el agujero.
  • Patea la pelota con mayor precisión y se la puede lanzar a otra persona.
  • El niño ya puede entender que es arriba, abajo, adelante, a los lados, atrás.
  • En su vocabulario ya se encuentra palabras como “no quero (no quiero), no tuta (no gusta)”.
  • A esta edad los niños han aumentado mucho más su vocabulario y ya pueden decir entre 20 y 25 palabras con claridad, sin embargo, no hacen uso de los artículos para las conexiones de las palabras que dicen, ejemplo, “mamá-tete, nene-come, rica-agua”.

Estimulación  para bebés de 21 meses

  • Anima a tu hijo a que patee la pelota en un sitio fijo y enséñale a irla pateando mientras camina.
  • Llévalo a conocer plantas o animales y dile cual es su nombre.
  • Léele un cuento, su atención debe durar 4 minutos, realízale preguntas sencillas de la historia, por ejemplo, ¿Dónde está el conejo?, ¿Cómo se llama el pato del cuento?
  • Préstale libros para colorear donde los objetos o imágenes sean grandes.
  • Permite que le ponga los cordones a los zapatos.
  • Cuando el niño te pida agua, enséñale la frase completa para que él la repita.
  • Haz una lista de las palabras que se le dificulten decir y escoge una por día y se la repites varias veces.
  • Cuando le leas un cuento o cuando tengas conversaciones cotidianas con él, hazle énfasis en los pronombres “Yo, Tú, Él, Nosotros”. etc.
  • Pon un palo de una escoba a una altura muy corta del piso y pídele que pase por encima y luego por debajo.
  • Con una pelota puedes reforzarle los conceptos de “arriba y abajo”, dándole ordenes como, lanza la pelota hacia arriba, ahora por abajo.
  • Durante una semana apunta las horas en que el niño va a orinar durante el día, después déjalo sin pañal, luego llévalo a las horas que registraste, si el niño orina en el baño, felicítalo, pero si no lo hace, no lo regañes, si se orinó en la ropa, déjalo un rato así y luego cámbialo. Repitiendo esta rutina, tu hijo aprenderá a avisar cuando sienta ganas de ir al baño.