Estimulación para bebés de 2 meses

Estimulación para bebés de 2 meses

Mes a mes nuestro bebé, además de crecer, empieza a desarrollar habilidades físicas y psicomotrices, por esta razón es importante realizar ejercicios de estimulación para bebés de 2 mes.

Avances del bebé

  • Tu bebéa los 2 meses ya tiene más movimientos voluntarios, intenta mantener la cabeza erguida por segundos, mueve sus piernas y brazos agitándose, se lame las manos e intenta abrirlas para agarrar objetos.
  • Tu bebé empieza a diferenciar las voces de la personas que lo rodean, comienza a hablar en su propio lenguaje el gorgojeo y emite sonidos de algunas vocales.
  • El bebé a los 2 meses comienza a diferenciar las voces de las personas que lo rodean, también comienza a hablar en su propio lenguaje, se llama “gorjeo” a los primeros sonidos que hace tu bebé y emite sonidos de algunas vocales.
  • Tu bebé ya puede seguir con la mirada los objetos cuando se mueven en diferentes direcciones, llama su atención los objetos de colores y en forma circular y ya puede ver a 50 cm. de distancia.
  • El bebé ya busca el origen de los sonidos y gira la cabeza para encontrarlos.
  • Se calma cuando está inquieto y lo alzan, busca los rostros de las personas para mirarlos y acaricia los rostros.

Estimulación para bebés de 2 meses

  • Ayúdalo a moverse de lado colocando las manos en pecho y espalda para que ellos sostengan su cabeza de a pocos.
  • Pon a tu bebé boca abajo sobre un balón pequeño, su pecho debe quedar sobre el balón (no su panza) y sus pies deben tocar la superficie, muévelo en diferentes direcciones.
  • Pon varios juguetes a su alcance para que él pueda tomarlos y soltarlos.
  • Háblale utilizando palabras cortas e inventa un dialogo con él, por ejemplo, cuando el bebé emita algún sonido tu completas con ¿de verdad?, ¿quién dijo?
  • Utiliza elementos sonoros como cascabeles y/o sonajeros, ponlos sobre su lado derecho y hazlos sonar, luego repite el sonido al lado izquierdo para que gire su cabeza.
  • Aplica un poco de aceite en tus manos y hazle masajes a tu bebé por su cuerpo de forma suave y relajante.
  • Deja a su alcance objetos o ropa con diferentes texturas para que el bebé las pueda tomar y tú le vas explicando que textura es la que él tiene.