En 3 días tu bebé podrá dejar de utilizar pañal

En 3 días tu bebé podrá dejar de utilizar pañal

¿Tu hijo se encuentra en el proceso de dejar el pañal?. En 3 días tu bebé podrá dejar de utilizar pañal. Prueba este método que asegura que en 3 días tu hijo aprenderá a utilizar el baño.

Con tus hijos, desde que nacen, todo es un proceso de aprendizaje, enseñarles a hablar, a caminar, a comer y así mismo es el proceso para quitarles el pañal, tal vez no sea una tarea fácil al comienzo, pero es importante tener paciencia y perseverancia, así es como conseguiremos enseñarles a nuestros hijos que dejen el pañal.

Ten en cuenta que utilizar este método o cualquier otro para que los niños dejen el pañal no significa que utilicen el baño a la perfección, la idea es que tu hijo ya no lleve pañales, alguna veces se orinará en la ropa o no alcanzará a avisar y es cuando tenemos que mantener el compromiso, dedicar tiempo y atención para ayudarlo en este proceso.

La método de Fellom requiere que el niño este sin ropa de la cintura para abajo, de lo contrario no tendrá buenos resultados.

Unos días antes de comenzar con el entrenamiento explícale a tu hijo:

  • Adecua tus tareas para que durante estos 3 días no tengas que salir de la casa.
  • Enséñale a tu hijo como usar el orinal, cuando vayas a entrar al baño muéstrale como lo utilizas.
  • Anímalo explicándole que pronto va a dejar el pañal.

Para iniciar los tres días de entrenamiento necesitas:

  • Varios orinales disponibles en la casa.
  • Ofrécele mucho líquido (agua, jugo, paletas) para que le den ganas de orinar.
  • Si tienes que salir lleva ropa de cambio por si el niño se orina.
  • Protege la silla del auto con un plástico.

Primer día de entrenamiento:

  • Cuando el niño se levante déjalo sin ropa de la cintura para abajo, tienes que estar pendiendo para saber cuándo el niño tiene ganas de hacer sus necesidades y llévalo al orinal más cercano en la casa.
  • Ofrécele mucho líquido para que el niño tenga ganas de orinar.
  • Cuando tengas ganas de ir al baño lleva al niño para que mire cómo lo haces tú en el sanitario y cómo halas la palanca.
  • Si el niño se alcanza a orinar antes de llegar al baño, no lo regañes, explícale dónde tiene que orinar.
  • Si el niño orina en el orinal o baño, felicítalo.
  • Antes de irse a dormir, llévalo al baño y justo cuando ya se vaya a dormir ponle pañal para evitar accidentes.

Segundo día de entrenamiento:

  • Sigue las mismas instrucciones del primer día.
  • En la tarde lo pones a orinar y tan pronto lo haga sal con él por 1 hora de la casa, recuerda llevar ropa de cambio. “El objetivo es que relacione usar el orinal con salir de la casa”, dice Fellom. De esta manera, puedes “entrenar a tu hijo a hacer pipí voluntariamente” antes de salir.
  • Lo ideal es que la salida sea cerca de la casa y si puedes lleva un orinal portátil por si al niño de dan ganas de orinar
  • Cuando salgan procura que el niño no lleve ropa interior, pantalones ajustados ni pañal, la meta es que llegues a casa sin que tenga escapes.

Tercer día de entrenamiento

  • Sigue las mismas instrucciones del primer día.
  • Este día puedes hacer una salida en la mañana y otra por la tarde por, cada una por 1 hora y recuerda llevar al niño al baño antes de salir.
  • Si puedes lleva el orinal portátil, recuerda no ponerle ni pañal ni ropa interior al niño y lleva ropa de cambio.

Después de estos 3 días de entrenamiento, tu hijo ya puede avisar cuando tiene ganas de orinar, por 3 meses preferiblemente no le pongas ropa interior y si es el caso, solo utiliza pañal cuando sea la hora de dormir, “Fellom cree que los pantalones de entrenamiento y la ropa interior le parecen lo mismo que los pañales a un niño pequeño, y que usarlos antes de que pasen tres meses harán que se haga pipí en ellos de nuevo”.

Si después de los 3 días de entrenamiento el niño no logra avisar para ir al baño, Fellom recomienda dejar pasar entre 6 y 8 semanas para volver a iniciar con los 3 días de entrenamiento recuerda que es una etapa de paciencia y apoyo para tus hijos.