Elmal_humor_delos_ninos

El mal humor de los niños

Los niños a veces están de mal humor y es muy agotador, algunos días se despiertan con el ceño fruncido como si ya estuvieran enojados, otros días empiezan el día sin problema pero el mal humor llega más tarde.

Los niños que no carecen de afecto, que tienen sus necesidades básicas y emocionales satisfechas, son niños muy felices y expresan su alegría con frecuencia, no obstante un niño feliz también puede estar de mal humor, las emociones vienen y van.

Se supone que los niños casi siempre están felices, pero no es así, una gripa los puede hacer sentir cansados, decaídos, con dolor de cabeza, pierden las ganas de jugar o hacer cosas que les gusta y no sentirse en perfectas condiciones los hace poner de mal humor.

Lo que tienes que saber

  • Estar de mal humor no es agradable, por tal razón el niño está sufriendo y no lo está disfrutando, quiere manifestar alguna emoción para transmitir que no se encuentra bien.
  • Es nuestra responsabilidad averiguar qué le está pasando y cómo podemos ayudarlo.
  • Asegúrate que se encuentra bien de salud, recuerda que hasta un resfriado puede cambiar el día.
  • Acepta que tu hijo está de mal humor, porque si nos ponemos en su contra empeoramos la situación y de alguna manera le estamos dando a entender que de mal humor no lo aceptamos.
  • Llénate de paciencia, respira profundo, cuenta hasta 100, tomate un vasito con agua y acompáñalo.
  • Revisa cosas o eventos de días atrás que hayan podido causar el mal humor de tu hijo.
  • Valida sus emociones, hazle saber que lo comprendes, que sabes cómo se siente en ese momento.
  • Cuando sientas que ya no puedes más con el mal humor de tu hijo, pide apoyo a tu pareja, tíos o abuelos, tal vez necesitas un respiro para pensar e investigar desde otra perspectiva el motivo de su mal humor y la posibilidad de encontrar una solución.
  • Es normal que sientas frustración y que aparezcan pensamientos que te hagan sentir peor, respira, guarda la calma y no te sientas culpable.
  • El amor es el gran antídoto al mal humor, demuéstrale cuanto lo amas.
  • Tu hijo te ve como un súper héroe, nunca pongas en duda el amor que siente por ti.
  • El mal humor pasa y con tu apoyo, en horas, días o semanas tu hijo volverá a ser feliz.