El dolor de garganta de tu hijo puede ser amigdalitis

El dolor de garganta de tu hijo puede ser amigdalitis

¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es una molestia común de la garganta, que origina la inflamación de las amígdalas. Las amígdalas hacen parte del sistema inmunológico y estas ayudan a combatir las infecciones ocasionadas por bacterias que entran en contacto a través de la nariz y la garganta.

La amigdalitis puede ser de origen viral o bacteriano y es muy habitual durante la niñez.

Causas de la amigdalitis

  • Solo el pediatra podrá determinar si la amigdalitis es viral o por bacterias, de este diagnóstico dependerá el tratamiento.
  • Para saber si la amigdalitis es bacteriana se debe realizar un frotis amigdalar para establecer si está presente el antígeno Streptococcus pyogenes (bacteria) y si el resultado es positivo se debe iniciar un tratamiento con antibiótico.

Síntomas de la amigdalitis

  • Dificultad para comer y beber
  • Dolor de oído
  • Sensibilidad de la mandíbula y la garganta
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Dolor de garganta en aumento por más de 48 horas
  • Problemas respiratorios si las amígdalas son muy grandes

Tratamiento

  • Si la amigdalitis es bacteriana el tratamiento se debe hacer con penicilina oral, aunque como los niños tiene dificultad para digerirla, se usa con frecuencia la amoxicilina, tiene la misma potencia en sus componentes para eliminar la bacteria (se debe suministrar bajo supervisión del pediatra).
  • Administrar analgésicos y antiinflamatorios (se debe suministrar bajo supervisión del pediatra).
  • Evitar alimentos demasiado calientes
  • Consumir líquidos y frescos, estos ayudan a calmar el dolor y la inflamación.

Hoy en día a las amígdalas se les atribuye mayor importancia a su título defensivo, primordialmente en los primeros tres años de vida, ya que hace algunos años se extirpaban con frecuencia las amígdalas en los niños. Actualmente la supresión quirúrgica de las amígdalas solo se realiza en casos específicos.