Consumo_dealcohol_enla_adolescencia

Consumo de alcohol en la adolescencia

El consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad tiene consecuencias en la salud y el desarrollo del adolescente. Un estudio revela que los jóvenes beben hasta embriagarse y esto afecta negativamente el desarrollo mental, los buenos hábitos de estudio y el desarrollo de todas las habilidades necesarias para llevar a cabo una correcta transición a la adultez.

La ley prohíbe el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad en casi todos los países.

Patrones de consumo de alcohol en menores de edad

Los patrones de consumo de alcohol en menores de edad se deben a una serie de factores: la familia, los amigos, los medios de comunicación, las normas culturales, la religión, las políticas gubernamentales. Se ha comprobado que la promoción publicitaria de bebidas alcohólicas en los medios de comunicación influye en la decisión que toman los adolescentes para consumir este tipo de bebidas y se ha demostrado que este tipo de publicidad amplía las probabilidades de consumo de alcohol a temprana edad o que aumenten su nivel de consumo. Las políticas gubernamentales pueden influir en estos patrones mediante estrategias de fijación de precios, restringiendo el abastecimiento de bebidas alcohólicas y regulando rigurosamente la comercialización de bebidas alcohólicas. Asimismo la composición familiar, los niveles de ingreso y de violencia se asocian al consumo de alcohol y otro tipo de sustancias en la adolescencia.

El alcohol lesiona las áreas del cerebro que comprometen el aprendizaje y la memoria, las habilidades verbales y la percepción visual-espacial. Por consiguiente, el consumo en exceso de alcohol afecta la creación de nuevos recuerdos, las habilidades de resolución de problemas, el pensamiento abstracto, la atención y la concentración. Los estudios indican que el consumo de alcohol en adolescentes afecta de forma negativa la función neurocognitiva, como la capacidad de estudiar y alcanzar buenos resultados en los exámenes.

La adolescencia es una etapa muy importante para el desarrollo cerebral y el consumo de alcohol solo acarreara a tener efectos negativos a largo plazo en su vida adulta.

¿Qué debemos saber los padres?

  • Mantener y fomentar una relación franca y abierta con nuestros hijos.
  • Hablar con nuestros hijos antes de que lleguen a la adolescencia de forma positiva y amena, sobre los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas y otro tipo de sustancias.
  • Establecer normas de acuerdo a su edad.