Ejercicios de psicomotricidad en casa para niños con Síndrome de Down

Estimulación para niños con Síndrome de Down

Te compartimos técnicas y consejos de estimulación para niños con Síndrome de Down. La educación del niño con síndrome de down comienza en el seno familiar y está relacionada con la actitud de los padres.

El Síndrome de Down es un trastorno para toda la vida, por esta razón es importante empezar con una correcta estimulación desde temprana edad para facilitar su desarrollo y optimizar sus habilidades.

Ejercicios de psicomotricidad en casa

  • Ponle juguetes u objetos que llamen su atención encima de una mesa de su altura o en un sofá para que vea la necesidad de ponerse de pie y con apoyo logre alcanzarlo.
  • Acuéstalo boca abajo y muéstrale juguetes sonoros o que le gusten para que mire hacia adelante, hacia los lados y hacia arriba.
  • Para sentarlo ponle cojines a su alrededor o el cojín de lactancia ajustándoselos a las caderas para que se mantenga sentado.
  • Acuéstalo boca arriba, tómalo de las manos para que se intente incorporar con tu ayuda, luego permite que se esfuerce e intente hacerlo solo.
  • Ponlo boca abajo y ubica delante, a una corta distancia juguetes de formas, colores y varias texturas y anímalo para que los alcance. Esto favorece la reptación y el gateo.
  • Muéstrale juguetes u objetos que emitan sonidos y luego dáselos para que los manipule.
  • Acuéstalo boca arriba y ponle juguetes colgantes para que intente alcanzarlos con las manos.
  • Ayúdalo a dar pasos cortos y largos.
  • Enséñalo a caminar al lado de una línea trazada con tiza.
  • Coloca muchos obstáculos en su camino y anímalo para que pase por encima.
  • Pídele que se levante sobre la punta de los pies con apoyo.

Ejercicios para estimular el área cognitiva y el lenguaje en casa

  • Háblale claro y lento, así el niño podrá reconocer las palabras e imitarlas.
  • Usa un tono agradable y dulce.
  • Cuando sea capaz de empezar a articular siéntate frente a él y haz sonidos que vaya dominando para que te imite.
  • Frente a un espejo juega con él y enséñale cómo hacer expresiones de alegría, tristeza sorpresa y a realizar movimientos con los labios y la lengua.
  • Muéstrale sonidos fuera de su espacio visual (aplausos, juguetes con sonidos, sonajeros cascabeles, etc.) para que él busque de dónde salen los diferentes sonidos.
  • Emite sonidos de animales y luego muéstrale la imagen.
  • Enséñale a agrupar por colores fichas o piezas de construcción.
  • Cuando salgan a la calle, cuéntale con detalles todo lo que van viendo en el camino.
  • Léele cuentos preferiblemente con muchas ilustraciones y pídele que señale cada cosa que le vas contando.
  • Enséñale a pedir las cosas con palabras y no con gestos.
  • Intégralo en actividades sociales (juegos deportivos, reuniones, cumpleaños).
  • Pídele que se quede de pie, inmóvil y con los ojos cerrados por unos segundos.
  • Rasguen y arruguen papeles.
  • Enséñale a tocar el piano u otros instrumentos.
  • Pinten con diferentes materiales (colores, crayolas, acuarelas, pinturas).
  • Moldeen con arcilla.
  • Enséñale a armar y a desarmar rompecabezas inicialmente de 10 piezas.

La educación de un niño con Síndrome de Down comienza en su núcleo familiar y el éxito depende de la buena actitud que tengan sus padres y aunque su aprendizaje suele ser pausado, muchos niños aprenden a leer, a escribir, a realizar ejercicios matemáticos con buenos resultados, no obstante, todo depende del amor y la paciencia que se impregne en cada una de las actividades que se realicen con ellos.