retención de líquidos durante el embarazo

¿Cómo aliviar la retención de líquidos durante el embarazo?

La retención de líquidos es uno de los trastornos más comunes en los últimos meses de gestación, es común que las mujeres sientan que los zapatos le quedan pequeños, esto puede ser a causa de la retención de líquidos.

Qué es la retención de líquidos

Los edemas o la retención de líquidos se produce por un trastorno circulatorio y la compresión que ejerce el útero a medida que va creciendo sobre los vasos sanguíneos, lo que genera dificultad en el retorno venoso de las extremidades inferiores al corazón. Esa tensión provoca que el líquido se vaya acumulando en los tejidos, esto genera una sensación de pesadez, fatiga e hinchazón de piernas y tobillos, también se puede manifestar en otras partes del cuerpo (manos y cara).

Los cambios hormonales durante este periodo son otras de las causas que pueden ayudar a generar retención de líquidos.

La retención de líquidos suele aparecer durante el tercer trimestre de gestación sobre todo cuando se permanece muchas horas de pie o sentada, se puede incrementar en las últimas horas del día, o en días calurosos. Las mujeres con problemas renales o circulatorios son más propensas a sufrir retención de líquidos.

Consejos para aliviar la retención de líquidos

  • Descansa con las piernas elevadas, mantener esta posición por 20 minutos te ayudara a reducir la inflamación en los pies.
  • Elimina la sal y los alimentos en conserva, ya que por la gran cantidad de sodio y sal harán que el organismo retenga líquidos.
  • Consume frutas y verduras frescas y ricas en potasio.
  • Beber agua con frecuencia te ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Tomar una ducha con agua fría, te ayudara a descomprimir la tensión de los vasos sanguíneos.
  • Realizar masajes en las piernas ayuda al drenaje linfático.
  • Controla el peso.
  • Utiliza ropa holgada y calzado cómodo.
  • Realiza ejercicio moderado.
  • Si permaneces mucho tiempo sentada, haz pausas o camina por 5 minutos cada vez que lo sientas necesario.
  • Consumir arándanos favorece la circulación sanguínea.

La retención de líquidos es normal durante el periodo de gestación, pero si esta persiste o va acompañada de otros síntomas, como hipertensión arterial, alteración de la vista, dolores de cabeza, mejor consulta con el especialista para descartar una posible preeclampsia.