Calambres durante el embarazo

Calambres durante el embarazo

Es muy común padecer de calambres durante el embarazo, en algunas ocasiones se empiezan a presentar en el segundo y tercer trimestre, pero estos molestos dolores no afectan al bebé ni a la mamá. Los calambres suelen dar en la noche cuando el cuerpo se encuentra en estado de relajación, cuando el retorno venoso es más lento se presta para que se generen los molestos calambres en las pantorrillas o en los pies.

“Los calambres son contracciones involuntarias de los músculos, se pueden producir en las pantorrillas o en algunas ocasiones en los músculos abdominales”.

Algunos factores que influyen

  • El peso extra que debe soportar las piernas.
  • El crecimiento del útero puede generar presión en algunos nervios y esto hace que los calambres se presenten con mayor frecuencia.
  • Cambios de circulación sanguínea.

Para tener en cuenta

  • Para que ayudes a calmar un calambre en la pantorrilla, estira la pierna, toma los dedos del pie y flexiónalos hacia arriba para que el músculo se extienda. Estira la pierna sin flexionar la rodilla, ponte de pie, apoya el talón y lleva los dedos de los pies hacia arriba.
  • Para aliviar un calambre en el pie, estira el dedo pulgar hacia arriba.
  • Una vez el dolor haya pasado, camina un poco para que no se vuelva a repetir el calambre.

Consejos que te ayudaran a evitar los calambres

  • Ve a caminar todos los días.
  • Evita estar por mucho tiempo en una misma posición, ya sea de pie, sentada o con la pierna cruzada.
  • Toma agua regularmente para mantenerte hidratada.
  • Realiza masajes en las piernas.
  • Usa calzado cómodo.
  • Consume alimentos ricos en calcio, vitamina E (frutos secos, cereales integrales, germen de trigo), potasio (banano, kiwi) y hortalizas ricas en magnesio.
  • Realiza con frecuencia ejercicio.