bebida_energizante

Bebidas energizantes perjudiciales para niños y adolescentes

Dos de cada niños entre los 3 y 10 años de edad consumen este tipo de bebidas.

Se consideran bebidas energizantes las que contienen cafeína, taurina, guaraná y/o vitaminas B combinadas con otro tipo de ingredientes y se comercializan garantizando efectos energéticos, nutritivos y potentes.

Los niños menores de doce años no deberían ni siquiera probar la cafeína, ya que en ellos el riesgo de intoxicación es mayor y en niños mayores de doce años también existe este riesgo, por esta razón es importante incluir es su dieta, bebidas que realmente aporten beneficios alimenticios e incentivar el gusto por los jugos naturales, ya que las bebidas que contienen cafeína suelen tener cantidades muy altas de esta sustancia y se consideran bebidas energizantes perjudiciales para niños y adolescentes.

¿Qué bebidas energizantes no son aptas para los niños y adolescentes?

Todas las bebidas que pasen de 150mg/l tienen un alto contenido de cafeína y es obligatorio que la etiqueta de la bebida indique “contenido elevado de cafeína”. En una bebida energizante se puede encontrar el equivalente a tres cafés.

Los adolescentes entre los 15 y 19 años suelen hacer mezclas peligrosas entre bebidas energizantes y bebidas alcohólicas para aguantar una noche de fiesta, no obstante, las consecuencias de este tipo de combinación vienen acompañadas de taquicardias, episodios de ansiedad e insomnio.

Efectos contraproducentes por consumo de bebidas energizantes perjudiciales

  • Disminución en la capacidad de retención en un 30%
  • Afecciones cardíacas preexistentes
  • Bajo autoestima
  • Menor sensación de bienestar
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Depresión
  • Problemas óseos y dentales
  • Bajo rendimiento escolar
  • Obesidad infantil
  • Insomnio
  • Incrementos indeseables de la glucemia (riesgo de diabetes)
  • Aumento de la tensión arterial

Muchos jóvenes suponen que las bebidas energizantes y las energéticas son intercambiables y no es así, son productos totalmente diferentes, no se deben confundir con bebidas rehidratantes ni con las gaseosas, ya que incluso en las etiquetas de los envases se indica que no se considera una bebida hidratante.

¿Qué son las bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas se crearon para aumentar la resistencia física, conseguir un mayor nivel de concentración, obviar el sueño, proveer sensación de bienestar, estimular el metabolismo y ayudar a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo.

Las bebidas energéticas contienen minerales (potasio, sodio entre otros), hidratos de carbono, electrolitos, vitaminas B y C y aromas, por lo tanto se cree que ayudan a reponer los electrolitos y la cantidad de agua que se pierde a través del sudor. Las personas que practican algún deporte y participan en actividades intensas y prolongadas se pueden beneficiar de este tipo de bebidas, porque la actividad cardiovascular por más de 60 minutos origina una pérdida de minerales y glucosa a través del proceso de sudoración y estas bebidas minimizan el desgaste y suministran los glúcidos que se necesitan para conservar una buena energía, reforzar la intensidad en la actividad y extender el período de ejercicio.