Alimentos que puede causar asfixia en los niños

Alimentos que puede causar asfixia en los niños

Cuando se habla de atragantamiento muchos padres piensan que puede ocurrir con juguetes de piezas pequeñas, pero la verdad, los niños pueden sufrir de asfixia con alimentos que consumen a diario.

Es importante que los padres conozcan qué clase de alimentos pueden afectar a sus hijos; estos alimentos no los clasifican según la peligrosidad, porque para tener estos datos, se debería observar la incidencia según la periodicidad de administración; es decir que el alimento más peligroso no tiene que ser el primero en la lista, ya que es posible que sea el que se ofrezca al niño en menor número de veces.

A continuación algunos alimentos más comunes que pueden casar asfixia en los niños, ya que son cilíndricos y del tamaño de las vías respiratorias, lo que permite que se atasque en la hipo faringe y ocluyan las vías respiratorias. ·

  • Perros calientes
  • Caramelos y dulces duros
  • Cacahuates y frutos secos
  • Semillas
  • Uvas enteras
  • Manzanas
  • Palomitas de maíz
  • Malvaviscos
  • Chicle · Zanahoria

¿Qué hacer si el niño presenta asfixia?

El atragantamiento o la asfixia por alimentos se produce cuando un trozo de alimento se queda atascado en la garganta o en la vía aérea, lo que impide que el oxígeno llegue a los pulmones y al cerebro. Recordemos que la falta de oxígeno en el cerebro durante más de 3-4 minutos puede provocar daño cerebral o la muerte, por eso es importante reconocer un atragantamiento y saber cómo actuar.

Cuando se produce un atragantamiento hay que hacer que el niño tosa y tosa o implementar la maniobra de Heimlich, que consiste en dar una serie de empujones en el abdomen, por debajo del diafragma y así levantar éste y forzar el aire de los pulmones para producir una tos artificial y mover el aire hacia la tráquea, empujando y expulsando el objeto atragantado fuera de la garganta y la boca.