Alimentación durante el embarazo

Alimentación sana y balanceada en el embarazo

Durante el embarazo se incrementa la necesidad de mantener una alimentación sana y balanceada. Todos los nutrientes son esenciales para una mujer gestante, sin embargo algunos son más importantes en esta etapa de la mujer, porque influyen en el crecimiento y desarrollo del bebé.

El ácido fólico

Muchas investigaciones han demostrado que el consumo de ácido fólico en cantidades apropiadas dos meses antes de concebir y hasta los dos primeros meses de embarazo, reduce en más del 70% el riesgo de tener un bebé con malformaciones congénitas, defectos cardiacos, Defecto del Tubo Neural (DTN), entre otras.

La formación y el cierre del tubo neural sucede entre los días 15 y 28 posteriores a la concepción durante el desarrollo del sistema nervioso central, esto quiere decir que cuando apenas nos estamos enterando de nuestro nuevo estado, el tubo neural ya se ha formado y la primera causa de mortalidad infantil por defecto congénito son niños que nacen con lesiones de tubo neural.

El ácido fólico lo encuentras en el huevo, carne de res o ternera, hígado, riñón, vegetales de hojas verdes como el brócoli, la espinaca, leguminosas, productos de trigo entero, nueces y cereales integrales. Nuestro organismo aprovecha solo el 50% del ácido fólico de los alimentos, por esta razón es importante que las mujeres gestantes consuman 5 mg diarios de ácido fólico y también se recomienda a las mujeres que piensan concebir un hijo dentro de los 3 o 6 meses contiguos, empezar a consumir fuentes alimenticias que lo contengan y ácido fólico diariamente.

Vitaminas

Se debe incrementar el consumo de lácteos, vegetales crudos verdes, frutas enteras y consumir pescado por lo menos dos veces a la semana, estos alimentos ayudan a aumentar las vitaminas A y C que son fundamentales durante el embarazo.

Ácidos grasos esenciales (AGE)

Durante el embarazo también se recomienda aumentar el consumo de alimentos que contengan ácidos grasos esenciales como lo son los aceites vegetales de soya, pescado y alimentos de origen vegetal como el aguacate y las nueces.

Calcio

Las mujeres embarazadas y lactantes deben consumir 1200 mg de calcio diariamente y se puede suplementar con cuatro porciones diarias de lácteos (leche, yogurt, queso o cuajada) para conseguir un desarrollo normal en el feto, sin tener que gastar las reservas óseas maternas.

Hierro

Durante el primer trimestre del embarazo los requerimientos de hierro son mínimos debido a la interrupción del período menstrual. Cerca de la semana 16 de embarazo el volumen sanguíneo materno y la cantidad de glóbulos rojos se propagan, por esta razón, los requerimientos de hierro aumentan notablemente. El esparcimiento del volumen sanguíneo pasa en todas las mujeres saludables que tienen suficientes depósitos de hierro o que son suplementadas con hierro.

Las mujeres que inician su embarazo con pocos depósitos de hierro, no recuperaran estos depósitos, pero su estado se complicará si hay un cuadro de anemia y no recibe el suplemento necesario.

Durante el segundo y tercer trimestre de gestación son necesarios cerca de 5,6 mg de hierro diarios, esto quiere decir que una mujer en embarazo necesita de estos nutrientes 4 veces más que una mujer que no está embarazada. La absorción de hierro durante el embarazo es muy alta, por eso es tan importante que durante este período tenga una buena y sana alimentación.

Lo que debes saber de la alimentación durante el embarazo

Un embarazo y un parto exitoso dependen mucho de todos los cuidados y de la alimentación que hayas tenido antes y durante el período de gestación.

  • Haz ejercicio diariamente, caminar y nadar te ayudaran a mantener tu peso.
  • Conservar una nutrición variada y proporcionada te ayudaran a abastecer la energía y los nutrientes que necesitan el bebé y tú durante este período.
  • Regula el consumo de sal, recuerda que existen alimentos procesados que contienen demasiada sal (salsas, enlatados, embutidos, etc.)
  • Incluye en tu menú leche, carnes, huevos, frutas, hortalizas, tubérculos, plátanos, granos y cereales.
  • Consume con mesura azúcares (azúcar, panela, miel), grasas y aceites.
  • Lava muy bien las frutas y los vegetales crudos que vas a consumir.
  • Bebe ocho vasos de agua diarios.
  • El consumo de alcohol durante el embarazo causa problemas en el crecimiento y el desarrollo de tu bebé, anomalías articulares y oculares, malformaciones, retraso mental y abortos espontáneos.
  • Fumar y consumir otro tipo de drogas durante el embarazo son perjudiciales para ti y tu bebé.
  • Desayuna, almuerza y cena y adicionalmente consume tres meriendas diarias de lácteos (leche o yogurt), frutas (enteras o licuadas). De esta manera le garantizas a tu bebé la energía y los nutrientes que necesita.
  • Evita consumir alimentos crudos como carnes, pescado, huevo, etc.
  • No olvides que es necesario aumentar el consumo de algunas vitaminas y minerales durante el embarazo (calcio, hierro y ácido fólico), por lo tanto es importante que consumas alimentos que contengan estos nutrientes y reforzar la ingesta con complementos en pastillas.