Accidentes_frecuentes_enlos_ninos

Accidentes más frecuentes en los niños

Los accidentes más frecuentes en los niños ocurren en su propio hogar y son la principal causa de muerte infantil.

¿Cuáles son los accidentes más frecuentes en los niños?

Los Golpes y caídas

Los podemos evitar teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Las cunas deben regularse a medida que el niño va creciendo.
  • Coloca barreras o rejas en las escaleras y asegúrate de que siempre queden bien cerradas.
  • No ubiques debajo de las ventanas sillas, sofás, mesas o cualquier mueble al que el niño se pueda subir.
  • Coloca rejas y cierres de seguridad en las ventanas y balcones.
  • Protege las superficies resbaladizas, usa alfombras o tapetes antideslizantes.
  • Coloca en las puertas protectores para evitar los cierres violentos.
  • No dejes al niño solo en la bañera y coloca tapetes antideslizantes.
  • Prefiere las medias con antideslizantes.

Las quemaduras

Ponen en peligro la vida de tu hijo, son muy dolorosas y dejan cicatrices difíciles de remediar y la mayoría son causadas por líquidos calientes y suelen afectar principalmente la cara y el tórax del niño.

  • Protege las tomas de corriente con tapas o coloca enchufes de seguridad.
  • No permitas que tu hijo juegue con cables, enchufes y/o aparatos eléctricos.
  • No dejes cables sueltos.
  • No permitas que tu hijo entre a la cocina cuando estés cocinando.
  • Evita fumar en la casa y no dejes encendedores al alcance del niño.
  • No dejes al alcance de los niños los mangos de los sartenes u otros utensilios de la cocina.
  • Protege las chimeneas y/o estufas de leña.
  • Transporta por la casa con precaución alimentos o líquidos calientes.
  • Evita colocar mantel en la mesa, el niño lo puede tirar.
  • Impide que el niño se acerque a la estufa y/o plancha.
  • En la bañera, asegúrate que la temperatura del agua no supere los 38°C.
  • Protege a tu hijo de los rayos del sol, aplicándole siempre protector solar, evitando la exposición al sol hacia medio día y/o colocándole un gorro.

Las intoxicaciones

Por accidente tienen su máxima incidencia entre el primer año y los tres años de edad. Las intoxicaciones se pueden producir por vía digestiva ingiriendo algún tóxico, por vía respiratoria al inhalarlo o a través de la piel al tener algún tipo de contacto. Los accidentes por intoxicación suelen ser peligrosos, ya que las sustancias ingeridas pueden ser venenosas y causar enfermedades graves. Además, también pueden ser sustancias causticas y causar lesiones en la mucosa de la boca, el esófago y el estómago, estas suelen ocurrir con productos de limpieza.

Asimismo, la causa más usual de intoxicación infantil son los medicamentos, cualquier fármaco puede ser causa de intoxicación, por esta razón lo mejor es tenerlos siempre fuera del alcance de los niños.

La intoxicación por monóxido de carbono se puede evitar manteniendo en buen estado las estufas, las chimeneas, revisando periódicamente la instalación del gas y garantizando una efectiva ventilación.

Los atragantamientos

Representan uno de los mayores peligros entre los 6 y 12 meses, por esta razón es importante tener las siguientes recomendaciones:

  • Evita dejar piezas pequeñas al alcance del niño.
  • El niño solo debe jugar con juguetes de acuerdo a su edad.
  • No le des de comer frutos secos (maní, maíz tostado, avellanas, cacahuetes, etc.) ni alimentos que tengan semillas como cerezas, aceitunas, etc. Son la primera causa de atragantamiento en los niños y se deben evitar hasta después de los 4 años.
  • Evita que se lleve a la boca trozos globo, pueden obstruir la vía respiratoria.

Las mordeduras de animales y las picaduras de insectos

Son accidentes que pueden resultar fatales. Por ejemplo, la mordedura de un perro o rata con rabia puede ocasionar contagio de esta enfermedad mortal o la picadura de una abeja, si es alérgico puede traer graves consecuencias.

Las mordeduras y picaduras venenosas son poco frecuentes, no obstante, algunas pueden producir palidez, decaimiento, palidez, náusea, vómito, dificultad para respirar y aceleración del ritmo cardiaco, o en el peor de los casos pueden ser mortales, por lo cual es importante identificar al animal o insecto causante del ataque.

Si tu hijo ha sido mordido o picado por algún animal, procede así:

  • Lava la herida con agua y jabón.
  • Ponle una venda y busca asistencia por urgencias.
  • Si el insecto ha dejado el aguijón en la piel, es necesario extraerlo con unas pinzas.
  • Si la picadura fue ocasionada en la boca, ponle hielo y has que haga buches con una solución de bicarbonato de sodio con agua para ayudar a reducir la hinchazón.

Las lesiones por tráfico

Ocurren durante los trayectos en automóvil y son la primera causa de muerte accidental infantil, por esta razón es importante fijar sistemas de retención en el automóvil y garantizar la seguridad infantil en los vehículos. La silla debe ubicarse en el asiento trasero, siempre en sentido contrario a la marcha.

Los accidentes más frecuentes en los niños entre los 7 y 12 años son los golpes y caídas, y la mayoría están relacionados con alguna práctica deportiva, también son frecuentes las quemaduras, los ahogamientos y los accidentes de tráfico como pasajero o peatón. A esta edad las medidas protectoras deben ir orientadas hacia el conocimiento y el respeto de las normas. El papel de nosotros como padres será empezar a darles cada día una mayor autonomía, asegurando una instrucción correcta cada vez que vayan a realizar una actividad que pueda tener algún tipo de riesgo. En general, a esta edad los niños aún necesitan de la supervisión de sus padres o un adulto responsable, aunque al final de esta etapa ya pueden llegar a ser casi autónomos.

Lo que debes saber

  • El niño aprende no solo a través de lo que se le dice, también de lo que ve.
  • Enséñale a valorar el riesgo y a tomar sus propias decisiones
  • Enséñale a evitar juegos violentos y peleas.
  • Los niños pequeños nunca deben utilizar los ascensores solos, siempre deben ir acompañados de un adulto.
  • Cuando tu hijo vaya a realizar actividades deportivas debe utilizar ropa, calzado y protectores (casco, coderas, rodilleras) adecuados y seguir las instrucciones del entrenador.
  • Es importante que tu hijo sepa nadar cuando vaya a piscina, al mar, lagos o ríos y siempre debe estar acompañado y vigilado por un adulto.
  • Enséñale a amar y a respetar a los animales, no permitas que se acerque a animales desconocidos y enséñale a tener precaución con su propia mascota.
  • Al montar bicicleta, esta debe ser de acuerdo a su tamaño, sus pies deben tocar el suelo mientras está sentado en el sillín y sujetado a la manija. Asegúrate de que tiene la fuerza y la habilidad para usar los frenos. Enséñale a circular por su derecha y a respetar las normas de tránsito.
  • No permitas que tus hijos jueguen en la calle, llévalo a un parque infantil o a un lugar aislado del tráfico de vehículos.
  • Enséñale a caminar por la acera, a detenerse en los pasos peatonales, a cruzar la calle acompañado de un adulto y a respetar los semáforos.
  • Hasta que tu hijo no tenga la altura suficiente (al menos 135 cm.) debe utilizar los dispositivos de retención en todos los desplazamientos en automóvil.

Los niños suelen tener conductas similares a los de otros niños de su misma edad, aunque cada uno tenga sus propias características. Es importante que conozcas las habilidades de tu hijo, saber qué puede y qué no puede hacer, no exigirle por encima ni por debajo de sus capacidades.